Las ventas de supermercados caen un 1,5% en septiembre en Brasil

Las cifras que presentó el Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas fueron mucho peores de lo esperado por los economistas para las ventas minoristas, especialmente debido al desempeño del sector de supermercados.

El sector minorista brasileño registró una caída en las ventas muy por encima de las expectativas en septiembre, terminando el tercer trimestre con pérdidas y mostrando dificultades para recuperarse en un entorno de alta inflación en el país, a pesar del aumento en el movimiento de personas debido a la vacunación contra Covid-19.

 

En septiembre, las ventas minoristas cayeron un 1,3% con respecto a agosto, cuando se registró una caída significativa del 4,3% mensual. Este fue el mayor revés de un mes de septiembre desde el inicio de la serie histórica en 2000.

 

Las dos caídas mensuales consecutivas se produjeron después de que el sector alcanzara su mayor incremento del año en julio, con un crecimiento del 3,1%.

 

En comparación con el mismo mes del año pasado, el comercio minorista mostró una disminución del 5,5% en las ventas en septiembre, también mucho más fuerte que la expectativa de una caída del 4,25%.

 

“El componente que reduce el volumen es la inflación. El precio de los bienes subió”, destacó el director de investigación, Cristiano Santos. "Ha disminuido el crédito de personas y empresas, ha aumentado el interés y todavía hay inflación para influir en el poder adquisitivo de los consumidores".

 

En septiembre, la inflación oficial en Brasil fue de 1,16%, habiéndose acelerado ya a 1,25% en octubre sobre una base mensual.

 

SUPERMERCADOS

 

De las ocho actividades encuestadas en septiembre, seis cayeron en el mes. Las pérdidas más intensas se registraron en Equipos y material de oficina, informática y comunicaciones (-3,6%), Mobiliario y electrodomésticos (-3,5%) y Combustibles y lubricantes (-2,6%).

 

Pero el mayor peso en el resultado de septiembre lo ejercieron Hipermercados, supermercados, alimentos, bebidas y tabaco, con una caída del 1,5%.

 

Por otro lado, las ventas de Libros, periódicos, revistas y papelería se mantuvieron estables, mientras que las ventas de artículos farmacéuticos, médicos, ortopédicos, de perfumería y cosmética avanzaron solo un 0,1%.

 

"No hay forma de expandir el gasto y las compras con crédito más caro, menores ingresos e inflación", agregó Santos. 




PEDIDO DE INFORMACIÓN

* Campos Obligatorios