Tras la Ley de Góndolas, el gobierno argentino presenta “PyMEs en Góndola”

Se trata de una iniciativa de la Secretaría de Comercio Interior que busca aumentar la capacidad competitiva de pequeñas y medianas empresas en supermercados.

 

 

Tras comenzar a regir la Ley de Góndolas en Argentina, el Ministerio de Desarrollo Productivo presentó el Programa PyMEs en Góndolas, destinado a diversificar la oferta de productos y a promover el acceso de cooperativas, integrantes de la agricultura familiar y micro, pequeñas y medianas empresas a los grandes supermercados. 

 

Las medidas anunciadas beneficiarán a 8 mil MiPyMEs e incluyen líneas de crédito y asistencia a través de Aportes No Reembolsables por un monto de más de Ar$ 3.300 millones.

 

Lee también: 

Comenzó a regir la Ley de Góndolas en Argentina: qué cambios incorporó

 

PyMEs en Góndolas es un programa de la Secretaría de la Pequeña y Mediana Empresa y los Emprendedores (SEPyME) que tiene entre sus objetivos capacitar a cooperativas y MiPyMEs para mejorar su productividad y dar asistencia técnica, tanto en la adaptación al marco normativo de la Ley de Góndolas, como en facilitar su incorporación al registro de proveedores de los supermercados, y en lograr certificaciones de sus productos y procesos.

 

Durante el anuncio que se realizó en la PyME Helados Arti de Quilmes, el secretario de la Pequeña y Mediana Empresa, Guillermo Merediz, afirmó: “Estamos trabajando para que los productos de PyMEs y cooperativas no sólo lleguen a las góndolas, sino que también permanezcan en ellas. Y lo hacemos con asistencia técnica, con programas de capacitaciones y financiamiento a tasas de interés subsidiadas que sirven tanto para la inversión productiva como para capital de trabajo”.

 

Te sugerimos:

¿Cómo se controlará el cumplimiento de la Ley de Góndolas en Argentina?

 

Por su parte, la secretaria de Comercio Interior, Paula Español, aseguró: “Nuestra prioridad es impulsar a las micro, pequeñas y medianas empresas para democratizar las góndolas y activar la economía, cuidando que las prácticas sean justas y se asegure la continuidad de las pymes en los supermercados. Este conjunto de medidas también apunta a empoderar a las y los consumidores, por eso desde la Secretaría de Comercio Interior estamos focalizados en cuidar el bolsillo de las y los argentinos a través de la generación de acuerdos y relevamientos para que se cumplan las normativas establecidas y no haya abusos”.

 

El programa incluye la vinculación de estas empresas con expertos en temas PyME (profesionales con conocimiento del sector, como ingenieras/os industriales o licenciadas/os en alimentos) y prevé destinar $1.500 millones en Aportes No Reembolsables que las PyMEs podrán utilizar para desarrollar una marca desde cero, certificar sus productos, mejorar el diseño de su producción y también para logística. Además se destinarán otros $1.700 millones para tres líneas de financiamiento con tasas subsidiadas y se fortalecerán emprendimientos de la cadena alimenticia con ANRs por $150 millones.

 

Las líneas de financiamiento incluyen un cupo específico de $1.000 millones de los Créditos Directos del Fondo Nacional de Desarrollo Productivo (FONDEP), que ofrece créditos de hasta $15 millones, a una tasa subsidiada final del 18%, para empresas y cooperativas certificadas como MiPyMEs inscriptas en el registro de proveedores de la Ley de Góndolas. A su vez, está vigente la Línea de Agricultura Familiar del Banco de la Nación Argentina (BNA) y el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, con garantías del FOGAR, para monotributistas y autónomos registrados en el RENAF. Próximamente, el Ministerio de Desarrollo Productivo pondrá en marcha junto al BNA una línea específica para productores de alimentos frescos.

 

Te puede interesar:

OPENCatman desarrolló una herramienta para implementar la nueva Ley de Góndolas en Argentina

 

La Ley de Góndolas, impulsada desde la Secretaría de Comercio Interior, apunta a que todas las empresas tengan un trato equitativo en el espacio que ocupen en las góndolas y establece, entre otras cosas, que haya como mínimo cinco proveedores diferentes por cada producto, que el 25% de la góndola esté ocupada por productos de empresas PyMEs, cooperativas o mutuales, y que el 5% pertenezca a empresas de la agricultura familiar, campesina o indígena o de la economía popular.

 

La Ley también busca generar un trato equitativo en el vínculo comercial entre las cadenas de supermercados y las empresas. En ese sentido, otorga un máximo de 60 días para que los comercios abonen a las micro y pequeñas empresas y de 40 días cuando se trate de emprendimiento de la economía campesina, agricultura familiar, cooperativas y mutuales. Además, determina que no pueden establecerse plazos o modalidades de pago preferenciales, con fines exclusorios o inequitativos entre los distintos proveedores. También, se exige el trato igualitario en las condiciones en los descuentos, bonificaciones, reposición, transporte, abastecimiento, logística y devoluciones.

 

 


PEDIDO DE INFORMACIÓN

* Campos Obligatorios