Carrefour lanza Carrefour Flash 10/10: 10 segundos para comprar y 10 segundos para pagar y salir

Ubicada en París, la nueva tienda es similar a Amazon Go, pero más inclusiva, sin necesidad de apps ni teléfonos inteligentes. “La tecnología no es asunto del cliente, es nuestro”.


 

Tras un año de pruebas, Carrefour lanzó en Francia, más específicamente en París, su nuevo concepto de tienda Carrefour Flash 10/10, que propone 10 segundos para comprar y 10 segundos para pagar y salir, poniendo la tecnología al servicio del cliente para elevar la experiencia de compra y facilitar las transacciones. 

 

“La compra se realiza sin escanear productos y con un pago casi instantáneo”, señaló el retailer francés. Además, Carrefour decidió derribar cualquier barrera física de ingreso para que la tienda esté disponible para la mayor cantidad de personas. Por tanto, la entrada es libre y no es necesario descargar ninguna aplicación ni tener un teléfono inteligente. “La tecnología no es un asunto del cliente, es nuestro”, aseguró Elodie Perthuisot, directora ejecutiva de comercio electrónico de Carrefour. 

 

 

Además, a diferencia de Amazon Go y otras tiendas similares, Carrefour Flash 10/10 no es estrictamente automatizada, por ende cuenta con personal de atención. Allí trabajan cuatro empleados en el horario en el que la tienda está abierta, que tampoco es 24 horas, sino que va de 7:30 a 21:00 horas de lunes a sábados, y de 9 a 13 horas los domingos. 

 

¿Cómo funciona?

 

El cliente entra, elige sus productos y se dirige a uno de los dos estantes de la parte trasera de la tienda. Inmediatamente, su canasta se muestra en la pantalla y todo lo que tiene que hacer es pagar sin contacto. Si lo desea, puede obtener un ticket escaneando el código QR que se muestra al final de la operación. 

 

 

 

Para lograr este resultado y una tasa de confiabilidad del 97%, Carrefour y la start-up californiana AiFi trabajaron durante un año en una tienda laboratorio en Massy. Concretamente, al entrar en el área de ventas, el cliente, o mejor dicho su avatar virtual anónimo, se distingue para ser seguido durante todo su recorrido de compra. Cada vez que se manipula un artículo (se toma o se coloca en los estantes), las señales de las básculas correspondientes se acoplan a los datos registrados por las cámaras para constituir la canasta en tiempo real. 

 

 

 

En esta tienda de 50 metros cuadrados se han instalado nada menos que 60 cámaras de techo y 2.000 sensores de peso (bajo los estantes). La tienda puede atender hasta 20 clientes al mismo tiempo sin que el hacinamiento y el cruce de brazos molesten a las cámaras.

 

Mira cómo funciona Carrefour Flash 10/10 en este video

 




PEDIDO DE INFORMACIÓN

* Campos Obligatorios