Esta cadena colombiana incorporó Smart Carts en sus supermercados de Medellín

Con los carritos inteligentes, ya no es necesario pasar por las cajas registradoras para pagar, los compradores pueden hacerlo en el mismo carrito de mercado.

 

Euro Supermercados incorporó Smart Carts en Medellín

 

Los carritos inteligentes llegaron al retail colombiano a través de una alianza entre Credibanco y Travvis, y son parte de la propuesta de Supermercados Euro en Medellín desde el pasado mes de abril, mientras se espera que durante este año se expanda a otros supermercados y grandes superficies. 

 

La solución Smart Carts, ya está presente en otros países, sin embargo, está comenzando a aparecer en suelo colombianpo y pretenden transformar la experiencia de compra en los supermercados. 

 

Con los carritos inteligentes, los clientes pueden evitar el tedioso paso de hacer filas y visitar las cajas de pago, ya que se pueden abonar las compras desde el mismo carrito. Para que esto suceda, cada carrito cuenta con una tablet, un software desarrollado por Travvis impulsado por inteligencia artificial y un datáfono de Credibanco. 

 

El gerente general de Euro Supermercados, Carlos Alberto Jaramillo, manifestó que esta gran apuesta se hace pensando en el servicio al cliente y en la evolución y satisfacción de este, uniendo diferentes saberes. 

 

“Solos no podemos avanzar, nuestro negocio no es la tecnología y nos abre otro espectro de información que podemos cruzar gracias a nuestros aliados”, afirmó. 

 

El CEO de Travvis, Lorraine Sandoval, explicó que desde la compañía han analizado los microcomportamientos de más de 180 millones de usuarios, mientras interactúan con los productos en las góndolas de los supermercados, entendiendo sus preferencias, emociones y lo que en realidad les interesa.

 

“Por esto buscamos que desde el Smart Cart las personas puedan cambiar su experiencia, y que los retailers a través de esta innovación, puedan estar más cerca de sus clientes”, aseguró.

 

¿Cómo funcionan los Smart Carts?

 

Cada vez que un cliente toma un producto, puede escanearlo en la tablet y este aparece en la pantalla con su respectivo precio, donde incluso pueden aplicarse los descuentos específicos del comercio. Una vez finalizada su lista de compras, solo tiene que seleccionar la opción de pago (débito o crédito) y acercar la tarjeta al datáfono, culminando su compra. 

 

Al salir del supermercado, el personal de vigilancia valida la compra ingresando un código de seguridad. Finalmente, la factura se le envía por e-mail al cliente y también puede verla en la tablet al finalizar la compra. 




PEDIDO DE INFORMACIÓN

* Campos Obligatorios